Opinión

Una sorpresa

Hace unos días terminé de leer un libro sobre la obra de Stanley Kubrick. Gracias a sus alcances veré sus realizaciones desde otra perspectiva, por lo general, un juicio distinto sobre personajes de este calibre enriquece el que uno ya tiene, se ven desde otra perspectiva ciertos elementos que se escapan cuando se visionan en solitario.
Me enteré de la existencia de este libro cuando, una vez, yendo a una de las bibliotecas pasé por un estante en donde había varios libros, no suelo fijarme en ellos, siempre voy directamente a coger los textos que me llevaré a casa, aunque he descubierto, gracias a un anuncio que puedo reservarlos, no importa en donde me encuentre, me los guardan varios días. En tal tesitura pasé por la sección de libros de cine, unos días antes, había asistido a una exposición referente a este tema y, como es usual, no se me quitaba de la mente, de tal modo que al ver uno sobre esa materia, me detuve y lo hojeé, antes de cogerlo leí sus primeras líneas y me decidí por llevarlo, dejando de lado mi idea original.
Cuando en casa comencé su lectura, pensé que sería pesada debido a mi mala experiencia con este tipo de textos, sin embargo, me sorprendió por la agilidad con la que estaba escrito, se me hizo sencillo recorrer sus páginas, no me entrampé en su estudio, pues tenía notas a pie de página que esclarecían afirmaciones que podían ser un tanto oscuras. Hasta ese momento no me había topado con una propuesta así, me gustó.
Pasar por sus entresijos fue una experiencia sustancial, sin darme cuenta avanzaba y me acercaba al final, me daba cuenta de ello gracias al marcador que, de forma silenciosa, me señalaba en dónde pausaba mi lectura, es así como en poco tiempo lo terminé, quedándome con ganas de seguir leyendo más y documentarme sobre las materias que tocaba de soslayo, para tener una perspectiva integral de su planteamiento.
He marcado este libro para que pase a formar parte de mi colección, incluso, ya sé qué lugar ocupará, dará más realce a mi biblioteca personal, en tal sentido, hacerme con un ejemplar será una buena adquisición. Pocas veces, que no raras, un libro me ha enganchado de este modo, cuando lo tenía en las manos, no podía detener su lectura, solo lo hacía porque me sentía vencido por el sueño. De tal modo que en cuanto pueda, me pondré al tema, me haré con una copia y lo volveré a releer para descubrir ideas que se me escaparon en su primera lectura, sin lugar a duda, ha sido una grata experiencia encontrarme con un volumen de esta calidad, un libro que no entraba en mis planes y, sin embargo, me ha dejado un buen sabor, despertando, nuevamente, mi inquietud por leer este tipo de estudios, ya he reservado alguno más que tengo que ir a recoger en un par de días a la biblioteca central, espero que estén a la altura de mis expectativas.