Opinión

Piensa diferente

Una figura hace su aparición un seis de agosto del año 1997, en el auditorio Castle del hotel Park Plaza en Boston, delante de miles de personas. Este tipo vestido con camiseta blanca de manga larga, chaleco y pantalón negro coge el micrófono; comienza a exponer las iniciativas para hacer que se reposicione la marca que él había ayudado a crear. Su discurso provocó reacciones contradictorias, se pasó de los aplausos a los abucheos y viceversa, pero la actitud que denotaba el ponente hizo sosegar a todos, mostró e hizo entender al público que lo esencial, lo principal, era ayudar a que la marca recuperara la vitalidad perdida durante años de decisiones erróneas.
Retrocedamos un poco en el tiempo. Esta presentación no se puede entender sin remontarnos a inicios de los años ochenta del siglo pasado. Durante la disputa de la XVIII Super Bowl de la NFL el partido se detuvo tras una importante jugada, pero en lugar de mostrar la repetición instantánea se comenzó a emitir un anuncio de televisión. Durante dos segundos la pantalla de la transmisión se oscureció y de repente se comenzó a oír una voz que provenía de un enorme panel, la voz daba órdenes; hacia apología de los ideales de la sociedad a unos seres humanos sin voluntad, vestidos con monos grises. Estos comenzaban a desfilar y a ocupar distintos asientos, todos guardaban silencio para no perderse el discurso del Gran hermano, en ese momento hacía su aparición una mujer llevando en sus manos un mazo que lanzaba en dirección a la pantalla, esta se rompía y se evaporaba entre un estallido de luces y humo; mientras sucedía este hecho, una voz en off comenzaba a articular un mensaje: «El 24 de enero, Apple Computer presentará el Macintosh y entonces verás porque 1984 no será como 1984». Este spot publicitario estuvo inspirado en la novela de George Orwell y fue dirigido por Ridley Scott.
La campaña tuvo una repercusión sin precedentes, nunca antes un ordenador fue esperado con tantas ansias como el Macintosh. Hasta antes de eso los ordenadores eran artefactos complicados de manejar, sin embargo, este era un equipo lo suficientemente funcional, por eso durante la presentación que hizo Jobs realzó las características que lo hacían único; comenzó a mostrar sus dotes de orador.
Otra fecha que marcó todo este discurrir de avances fue la del 1º de abril de 1976, ese año Steve Wozniak, Steve Jobs y Ronald Wayne, fundaron la empresa Apple Computer Inc. De los tres socios fundadores, los que más destacaron fueron los dos Steves, al poco tiempo Wayne se deshizo de su participación por 800 dólares, esta era del 10 por ciento.
Sobre la fundación y la historia de esta empresa se han escrito miles de hojas, creándose el mito de que surgió en un garaje, no obstante, Wozniak en recientes entrevistas, sostiene que eso no fue así, no se diseñó nada en garaje alguno, hubiera sido bueno tener un espacio como ese, pero no contaban con los medios suficientes, tuvieron que hacerlo cada uno como podía, la cuestión era ahorrar todo el dinero posible. Desde el inicio ambos se perfilaron por diferentes senderos, uno por el técnico y el otro por el comercial.
Apple marcó un antes y un después en el mundo informático, se han escrito varios libros, además de realizarse adaptaciones al cine, centrándose en el visionario Steve Jobs. Fue una figura destacada, con carácter fuerte, un gran negociador, en palabras de Wozniak y el que hizo de Apple la gran empresa que es hoy, en palabras de Wayne.
Sobre Steve Jobs leí dos libros, uno escrito por Walter Isaccson y el otro por dos periodistas: Brent Schlender y Rick Tetzeli. El primero, titulado: Steve Jobs: La biografía, publicado en 2011, es un libro de fácil lectura, escrito con un lenguaje sencillo, nos muestra a la persona que existía dentro de la figura pública, desarrollando y dando a conocer los puntos oscuros de la compleja personalidad del personaje. El segundo, titulado: El libro de Steve Jobs: luces y sombras de un genio (publicado en 2015), en donde se trata de mostrar su cara más humana, buscando desmontar la idea de que era un tirano engreído, con poco talento y eso sí, con mucha suerte. También vi el documental «Steve Jobs: The man in the machine» (2015), un reportaje que muestra el lado oscuro del visionario. A esto tendría que añadir dos películas: «Jobs» (2013) en donde se nos narra su vida y los inicios de Apple y «Steve Jobs» (2015), basada en la biografía escrita por Isaacson. En este filme se relata su vida mediante flashbacks.
La presentación de 1984 fue la primera de muchas que realizaría Steve Jobs, luego efectuaría más y puliría sus gestos, mostrando su buen control de escena lograba encandilar al público asistente, hacía el papel de un prestidigitador. Durante una época estaría apartado de la empresa que fundó, vendería gran parte de sus acciones, se quedaría solo con una para recibir información. Más adelante fundaría dos empresas: Next y pixar. Fue una época de aprendizaje, este proceso le sirvió para adquirir conocimientos que luego pondría en práctica en su segunda etapa en Apple.
Apple después de un inicio deslumbrante, se fue estancando, dejó de ser un referente tecnológico, por malos manejos, malas decisiones y poco control. Por eso para su relanzamiento en 1997, fue importante la figura de Steve Jobs. Ideó los cambios en su estructura, puso en práctica la visión que tenía de cómo debería ser, demostrando su grandeza en cada uno de los pasos que daba, la encumbró en lo más alto, supo ver el talento de las personas que le rodeaban, era la voz que marcaba el crecimiento, logró rescatarla de la quiebra y que se alzará como un ave fénix, haciendo renacer de las cenizas la marca de la manzana.

Mitchel Ríos