Opinión

Combatir el fuego con fuego

Durante un minucioso operativo, hace pocos días, la policía logró desarticular un foro de Internet en donde se compartía contenido pedófilo. Durante varios meses se dedicaron a seguir el rastro de los miembros para recabar pruebas y, así, dar el golpe definitivo para hacer caer esa red. La tarea no fue fácil, porque el entorno virtual suele brindar pistas falsas. El trabajo meticuloso de los agentes dio sus frutos y, con él, consiguieron desmantelar los servidores puestos a disposición de los involucrados en la trama.
Las investigaciones, por su parte, también sacaron a la luz la forma en la que se iniciaban los nuevos miembros de ese grupo, las pruebas que debían pasar, el material que proporcionaban y la manera en la que el cabecilla se encargaba de guiar a sus feligreses. Este daba una serie de directrices en las que indicaba como evadir los controles de la Red, para ese fin recomendaba el uso de programas dedicados a ocultar la identidad de quien los utilizaba, pero, al parecer, no todo lo tenía detalladamente planificado, algunos agentes encubiertos consiguieron introducirse en la organización, gracias a su labor, lograron desarticularla desde dentro.
Esta información salió publicada en varios medios de comunicación, en ellos el cerebro del operativo dio una serie de pautas para evitar que caigamos en manos de entidades sin escrúpulos. En esa misma línea indicó la diferencia entre Deep web y Dark web. Tal vez a los no iniciados en estos temas les resulten confusos estos nombres; su utilización, en la mayoría de los casos suele ser errónea, los intercalan como si fueran sinónimos cuando no es así, pues uno es como una habitación oscura, de ahí su nombre, y el otro, es un enorme lugar a donde va a parar el contenido no indexado por los navegadores domésticos. No se deben confundir, son cosas diametralmente opuestas.
Los navegadores más populares tienen ciertos parámetros de exigencias, todo el contenido que quiere ser parte de su ecosistema tiene que regirse por ellos, los que no lo hacen se quedan fuera de sus dominios, es así que nunca aparecerán en los resultados de nuestras búsquedas. Esto no significa que esa información deje de existir, simplemente queda como contenido oculto, mas si se quiere acceder a él, es necesario utilizar programas especializados, estos son utilizados en su mayoría por aquellos que quieren enmascarar su ubicación real y evadir las restricciones establecidas por los diferentes sistemas. Este tipo de software se utiliza en sitios en donde la información a la que se tiene acceso está controlada por los gobiernos.
El entorno en el que se mueven las personas seguirá cambiando, hoy está de moda hacerlo de manera virtual y es un reflejo de lo que sucede en la sociedad, por eso la manera de relacionarse está siendo modificada y seguirá ese proceso porque el avance tecnológico no se detiene. Al ser instrumentos que están a disposición de todo el mundo, se puede dar el caso de que sean utilizados para efectuar acciones deleznables, por eso las autoridades se han ido adaptando a estas nuevas comunidades, desplegando dispositivos que mantienen a raya a los ciberdelincuentes.

Mitchel Ríos